Tai Xi

Qué hacemos

La práctica de Tai Chi – Chi Kung es considerada en los últimos estudios de la Escuela de Medicina de Harvard (Programa C.I.Osher), como una terapia complementaria a tratamientos médicos convencionales de prevención y rehabilitación, o para tratar una enfermedad en si o sus síntomas primarios, también en general, para mejorar el funcionamiento corporal-mental del paciente o alumn@.

Es la parte activa de la M.T.C. Practicar Tai Chi o Chi kung es prevenir y fortalecer el cuerpo en todos sus niveles. Fortaleciendo los órganos y sistemas complejos internos del cuerpo.

Este curso de iniciación al arte de serenar la vida, recuperarando y/o mejorando la movilidad, flexibilidad, la escucha interna y la calidad de vida del alumnado, facilitando procesos de integración social y de rehabilitación emocional y física. En las investigaciones de los últimos veinte años se demuestra la eficacia del Tai Chi y el Chi kung en enfermedades relacionadas con el estrés, aplicando en el curso un ritmo lento y no neurótico obtenemos la base para la buena salud, permitiendo al organismo funcionar de nuevo como un todo y respirar con libertad de forma que el Chi o energía vital, pueda nutrir y revitalizar lo que hemos agotado durante el transcurso del día o la semana.

Las investigaciones sobre neuro-ciencia afirman que los pensamientos rumiantes o tensiones circulares nos hacen enfermar.  Comenzamos con un proceso de desaprender los esquemas habituales de acción y los reemplazamos por una actitud dirigida por una intención clara a través de la práctica, reconducimos el enorme potencial energético de las tensiones, desbloqueamos, fluimos y serenamos nuestra respuesta ante estímulos estresantes desde la calma, ganando así en salud y calidad de vida. Aprendemos a movernos correcta y eficientemente sin el patrón erróneo de máximo esfuerzo y tensión física, realizar la correcta gestión del movimiento muscular realizando una actividad física sin romper, ni forzar tendones, articulaciones y huesos. Rehabilitamos el cuerpo y su postura.

Se realiza una transformación, un nuevo modo de gestionar la energía con intención clara y coherente hacía ámbitos más provechosos y saludables. Mejora el crecimiento personal, la expresión, la creatividad, las relaciones, la eficiencia personal y la comunicación. Contribuye al bienestar propio y general social.

Para quién es

El Curso de Tai Chi está dirigido a personas de cualquier edad que quieran mejorar su estado físico, mental y emocional, mejorando la   atención, el pensamiento claro, la coordinación, la flexibilidad, la fuerza, etc. La práctica continuada aporta felicidad y longevidad.

Beneficios

Este curso tiene objetivos claros de compartir conocimientos ancestrales de mejora de calidad de vida que contribuyen a prevenir y beneficiar al conjunto social. Es recomendable fomentar este tipo de cursos entre grupos sociales con patologías como: tener poca o exceso de movilidad, insomnio, fibromialgia o síndrome de fatiga crónica, estrés, ansiedad, post-reabilitación, procesos emocionales de cáncer, dolores articulares, falta de movilidad, bloqueos emocionales, prevenir artrosis, osteoporosis, depresiones, etc.