Pilates

Qué hacemos

En la práctica de esta técnica corporal, cada participante va a tomar consciencia de su propio cuerpo a través de la respiración, la adecuada colocación y la escucha, mientras realiza una secuencia de ejercicios físicos en los que no existe impacto sobre las articulaciones, ya que en su mayoría se realizan en posición de descarga. El propósito es conseguir mejorar el estado físico no a través de la fuerza, sino mediante una mejor organización corporal.

Para quién es

Esta actividad va dirigida a aquellas personas que buscan cuidarse de una manera saludable, mejorando así su forma física. Para quienes tienen algún tipo de dolencia muscular o de las articulaciones. Pasando por el deportista que quiere mejorar el rendimiento en su actividad. Prácticamente no tiene límite de edad, cada alumna/o trabaja con el rango de movilidad que le permite su propia condición física.

Beneficios

Cuando eres participante de esta técnica, aumentas la movilidad, ganando flexibilidad, elasticidad y fuerza muscular. Reclutarás más músculos para realizar un mismo movimiento, aumentando la organización corporal. Calma tu mente y tu cuerpo. El proceso de respiración durante la clase es lento sobre todo en la exhalación. Estimulando el sistema nervioso parasimpático, disminuyendo la frecuencia cardiaca y la tensión arterial. El resultado es mayor relajación. La respiración es el puente entre lo físico, lo emocional y lo mental.